Moviliza a los demás en torno a una visión convincente

El liderazgo es un proceso de influencia a otras personas para alcanzar un objetivo común. Quien lidera es capaz de hacer ver ese objetivo como una meta, una visión, a la que los demás quieren llegar. El atractivo de la visión consigue enganchar emocionalmente a los seguidores y acompañan al líder en el empeño. Los grandes líderes de la historia lo han sido alrededor de visiones que han articulado para ellos mismos y sus seguidores. Pero también hay muchas otras personas que lideran a partir de visiones que no parecen trascendentales, que no pretenden cambiar la humanidad, pero que son igualmente sugestivas para quienes forman parte de su equipo. A continuación te explico cómo puedes convertirte en líder visionario:

  1. Convierte el objetivo de tu equipo en una meta o visión convincente que sea atractiva para sus componentes.
  2. Comparte esa visión con el equipo. Pide a sus componentes que te ayuden a enriquecerla y articularla de forma que sea muy atractivo alcanzarla.
  3. Crea una narrativa convincente alrededor de la visión. La narrativa debe abordar los beneficios que aportará alcanzar esa meta o las necesidades que quedarán satisfechas.
  4. Alinea el discurso que habéis creado con las necesidades y objetivos de las personas de tu equipo.