Las competencias de la Inteligencia Emocional

El modelo de competencias del liderazgo basado en la IE comprende las 12 competencias agrupadas en 4 bloques que se muestran a continuación:

  • Autoconocimiento:
  • Autogestión:
    • Equilibrio emocional: Poder expresar mis emociones sin perder el control.
    • Visión positiva: Aprovechar la oportunidad que no brinda cada situación y obtener lo mejor de los demás.
    • Adaptabilidad: Aceptar bien la incertidumbre, incluso en situaciones ambiguas. Enfrentarse con flexibilidad a los nuevos desafíos.
    • Foco en los resultados: Ponerse objetivos ambiciosos y desarrollar planes para alcanzarlos.
  • Consciencia social:
    • Empatía: Conocer y comprender las emociones de los demás y el impacto que tienen en ellos. Escuchar y comprender la visión de los demás.
    • Consciencia sistémica: Conocer y comprender las relaciones de influencia y las reglas tácitas de los sistemas relacionales y los valores de quienes los dirigen.
  • Gestión de las relaciones sociales:
    • Inspiración: Crear o transmitir una visión convincente. Compartir un objetivo como misión común.
    • Influencia: Crear una red de apoyo para conseguir los resultados. Adaptarse al contexto de los interlocutores y ser persuasivos.
    • Colaboración: Participar activamente en la creación de una atmósfera de colaboración respetando la diversidad y la utilidad práctica.
    • Acompañamiento (Coaching): Mostrar interés auténtico por el desarrollo de otras personas. Dar feedback directo, constructivo y oportuno.

El siguiente cuadro muestra gráficamente la estructura del modelo. Los bloques se alinean en dos dimensiones: en la dimensión vertical situamos las competencias en función de hacia dónde se pone el foco, hacia uno mismo o hacia los demás. En la dimensión horizontal se distinguen dos funciones básicas: conocer (a sí mismo o a los que nos rodean) y gestionar (nuestras reacciones o las relaciones con los demás).