Integrador

EL ESTILO INTEGRADOR

El líder integrador piensa  “Lo primero son las personas, tenemos que ir todos juntos hacia la meta.” Considera que para alcanzar los objetivos las personas que integran el equipo deben trabajar a gusto. Busca la armonía dentro del equipo y dirige construyendo lazos emocionales creando un fuerte sentido de pertenencia.

Una característica habitual de  los líderes integradores es que se las arreglan para fijarse en lo bueno de cada uno e integrar todas sus cualidades en beneficio del equipo. Se ocupan de aglutinar a su equipo y generan flexibilidad porque se establece un espacio de confianza en el que tos pueden expresarse abiertamente. Esto favorece un clima de innovación donde se pueden asumir riesgos. Esto permite aprender de los errores sin miedo al juicio.

El líder integrador ofrece un amplio repertorio de feedback, incluso positivo, proporcionando un sentido de reconocimiento y recompensa por el trabajo bien hecho. Favorece la relación personal dentro del equipo y no tiene problema en invitar al equipo a cenar. Son creadores de relación por naturaleza.

¿Cuándo funciona bien este estilo?

Cuando se trata de un equipo de rendimiento uniforme, maduro y capaz de asumir responsabilidades.

¿Cuándo no funciona bien este estilo?

Cuando el líder dirige a un equipo de expertos o iguales que tienen un mayor conocimiento o experiencia en una materia concreta.