En qué contextos funciona bien el estilo visionario

Debido a su impacto positivo, el estilo visionario funciona bien en casi cualquier ámbito de actividad pero es particularmente eficaz cuando una organización necesita guía u orientación. Un líder visionario es capaz de trazar un nuevo rumbo y de «venderle» a su equipo una visión fresca y renovadora a largo plazo.
Es especialmente eficaz cuando las metas a alcanzar son muy ambiciosas y también es muy alta la ambición de los miembros del equipo para alcanzarlas y superarlas. También funciona bien si el equipo tiene costumbre de trabajar con autonomía.