Desarrollador o Coach

EL ESTILO DESARROLLADOR O COACH

Los líderes desarrolladores ayudan a sus colaboradores a identificar sus fortalezas y debilidades y se comprometen con su desarrollo profesional. Son muy activos dando feedback para reconducir los comportamientos que ayuden a alcanzar los resultados. Los líderes desarrolladores son buenos delegando y están dispuestos a aceptar fallos a corto plazo a favor del aprendizaje a largo plazo. Los líderes que ignoran esta poderosa herramienta pierden una oportunidad estupenda para impactar en el clima y conseguir resultados económicos favorables de forma continuada.

El diálogo fluido propio del estilo de coaching garantiza que las personas sepan claramente lo que se espera de ellas y cómo encaja su trabajo en la estrategia general de más alto nivel. Esto afecta directamente a la claridad de las intenciones y a la responsabilidad. El coaching también contribuye el compromiso, porque en este estilo hay un mensaje implícito: “Yo creo en ti, porque estoy invirtiendo en ti. Por tanto, espero lo mejor de ti.” Cuando reciben este mensaje, los colaboradores suelen aceptar el reto con su alma, su mente y su corazón.

¿Cuándo funciona bien este estilo?

Esta modalidad funciona muy bien en muchas situaciones de trabajo. Es especialmente eficaz cuando los miembros del equipo están preparados para aceptar la ayuda y el desarrollo por parte del líder. También funciona bien cuando se trata de incorporar nuevas capacidades que ayudarán a la transformación del equipo.

¿Cuándo no funciona bien este estilo?

Este estilo tiene poco sentido cuando hay una fuerte resistencia al aprendizaje y al cambio y, por supuesto, cuando el líder carece de las capacidades para poder ayudar al desarrollo de los colaboradores.