Conoce tus fortalezas y debilidades

Si quieres crecer profesionalmente es indispensable que conozcas las cualidades que debes desarrollar. Los buenos deportistas tienen muy claro qué aspectos deben entrenar para poder superar sus marcas. Por regla general partimos de un conocimiento intuitivo de nuestras cualidades y defectos y pensamos que ambos son producto de nuestra personalidad. Creemos que «somos así» y, por tanto, son rasgos indelebles que no se pueden modificar. No somos conscientes de que con voluntad y disciplina podemos mejorar cualquier aspecto de nuestro comportamiento que queramos. Si sigues estos consejos podrás conocer a fondo tus fortalezas y debilidades:

  1. Haz una lista de las actividades que se te dan bien o que te gusta mucho practicar. Incluye actividades del ámbito personal.
  2. Haz una lista de las actividades que se te dan mal o que no te gusta nada practicar. Incluye actividades del ámbito personal.
  3. Realiza pruebas de evaluación que te ayuden a encontrar tus fortalezas y debilidades.
  4. Pregunta a las personas que te conocen bien acerca de los comportamientos que les gustaría observar más en ti.
  5. Realiza encuestas entre las personas con las que trabajas acerca de tus competencias o comportamientos.