Aprende a aprovechar las oportunidades

Algunas personas tienen el don de saber aprovechar cualquier situación. En todo ven ventajas y, como no se centran en lo negativo de las situaciones son capaces de encontrar beneficios que los demás ni siquiera podemos imaginar. Esa actitud no impide que sean conscientes de que hay riesgos y están alerta ante cualquier indicación de que se puede desencadenar la catástrofe. Ronald Heifetz, experto en asuntos relacionados con la transformación y el cambio, dice que la resistencia al cambio no existe. Se trata, en realidad, de una violenta resistencia a la pérdida. ¿Te resistirías tú a los cambios que, con seguridad, se producirían en tu vida si te toca el premio del Euromillón? Lo más probable es que no. Heifetz promueve que, en lugar de pensar en los daños colaterales, pensemos en los beneficios colaterales. Algo así como el premio oculto que nos toca con el cambio. Practicar con las siguientes actividades te puede ayudar a ver las cosas de otra manera:

  1. Pregúntate ¿cuáles serían los beneficios de aprovechar el cambio?
  2. Pregúntate ¿qué es necesario hacer para conseguir esos beneficios?
  3. Identifica los obstáculos que pueden impedir que aproveches esas oportunidades.
  4. Prepara planes de contingencia para sortear esos obstáculos.