Adaptabilidad

Enfrentarse con flexibilidad a los nuevos desafíos

La vida es un constante cambio. seguro que cualquiera reconoce la transformación  a lo largo de su existencia. Las empresas, los mercados, la tecnología… todo cambia y además algunas cosas lo hacen a velocidades vertiginosas. Los expertos dicen que el ser humano tiende a sobrevalorar los cambios que se producen en el corto plazo y a infravalorar los que se producen en el largo. Mira hacia atrás en tu vida y piensa en lo que pasó en los últimos 12 meses y cómo ha cambiado tu vida en los últimos cinco años. Ahora imagina lo que puede venir en el futuro. Hay mucha incertidumbre, ¿verdad?

A menudo, nos enfrentemos a  situaciones ambiguas cuyo desenlace desconocemos. Liderar en un contexto de cambio es un ejercicio difícil porque no se sabe cuál será el resultado final, ni qué pasará al avanzar en el proceso de transformación. Los buenos líderes saben gestionar la incertidumbre y trabajan para aprender cuáles son los factores que determinan el cambio, sus riesgos y oportunidades, lo que se puede ganar o perder; las resistencias que habrá que vencer y los impulsos que deben aprovecharse. Trazan planes con toda esa información y hacen un seguimiento cercano para poder alterar el rumbo si los resultados no son los previstos.

¿Cómo se comportan las personas que dominan esta cualidad?

Hacen frente a situaciones diversas sin perder la concentración
Toleran la ambigüedad
Afrontan los nuevos desafíos con flexibilidad
Pueden cambiar de posición si la situación lo requiere

Si pulsas en los enlaces podrás aprender algunos trucos para practicar estos comportamientos